Mi?rcoles, 10 de diciembre de 2008

EL PRESIDENTE DEL MADRID NO SUPO QUÉ DECIRLE AL ALEMÁN




















Ramón Calderón tomó este martes una de sus decisiones más difíciles desde que es presidente del Real Madrid. La marcha de Bernd Schuster le duele especialmente, mucho más que la de Fabio Capello. Calderón estaba convencido de que mantendría al alemán hasta el final de la temporada, pero no tuvo más remedio que dar su brazo a torcer.
 
Calderón se vio con Schuster después de que el alemán pactara su salida con Pedja Mijatovic. El encuentro tuvo lugar en el despacho del presidente y éste le dijo que no le había quedado más remedio que tomar la decisión: “Yo confío en ti, Bernd. Pero la Dirección Deportiva pensaba lo contrario...”, le dijo nada más empezar a hablar.

El máximo mandatario madridista le aclaró, eso sí, que sus palabras del pasado domingo no han sido definitivas a la hora de tomar la decisión de su despido. “No prescindimos de ti por tus palabras sobre el Barça del pasado domingo. Es una situación más de desgaste, el tiempo... pero no es por lo que dijiste de que es imposible ganar en Barcelona, de verdad”.

Schuster escuchó atentamente a Ramón Calderón y se despidió de él amablemente. El encuentro fue de lo más cordial y el presidente se quedó más tranquilo tras comprobar la reacción del alemán.

Después de despedirse de Ramón Calderón, Schuster abandonó el Santiago Bernabéu y se fue a ver a Diarrà en su Audi. En la clínica Sanitas La Moraleja, el alemán se despidió de Diarrà y habló con otros jugadores de la primera plantilla con los que coincidió en el hospital. Del resto de sus jugadores se despidió por un mensaje de móvi
l.

Hoy volverá al Bernabéu

Después de visitar a Diarrà, Schuster se marchó hasta su casa, donde se reunió con su agente Mariano Aguilar. Allí resolvió algunos asuntos y, después de comer, se fue con su pareja a hacer algunas compras. Le hubiera gustado despedirse personalmente de los jugadores, pero no le pareció una buena idea pasarse por Valdebebas. Cree que hubiera sido violento coincidir con Juande Ramos.

Este miércoles tiene que pasarse por el Santiago Bernabéu para firmar su finiquito y se seguirá despidiendo de los empleados del club. El martes sólo recibió la carta de despido y dejó para el día de hoy el resto de trámites.

Ramón Calderón, por su parte, también vivió ayer un día muy largo. Por la tarde le seguía dando vueltas a la destitución de Schuster, el entrenador con el que contaba cuando se presentó a las elecciones... pero al final Mijatovic le convenció para fichar a Capello y, ayer, para echarlo. 


fuente:http://www.marca.com


Tags: Schuster, madrid, real

Publicado por nasiporin @ 15:14
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios